Museo de Historia Natural en Mdina

0
1.354 views

Mdina es una maravillosa ciudad de aspecto medieval, amurallada y básicamente peatonal, situada en pleno centro de Malta. Pasear por sus estrechas callejuelas al abrigo de la sombra resulta una experiencia especialmente agradable en verano, cuando el sol más aprieta, pero además hay lugares muy interesantes para visitar y uno de ellos juega la baza de la diferencia, ofreciendo la oportunidad de ver algo distinto al pasado militar de la isla: el Museo de Historia Natural.

Se encuentra en Saint Publius Square, en el Palacio Vilhena, antigua sede Magisterial de Justicia y, antes, el sitio donde se reunía un organismo llamado Universitá, asamblea de las autoridades locales. Sin embargo hoy presenta un elegante estilo barroco porque en el año 1726 fue reconstruido por el arquitecto francés Charles Francois de Mondion por encargo del Gran Maestre portugués Antonio Manoel de Vilhena. El líder de los caballeros de San Juan lo costeó para convertirlo en  residencia aprovechando las obras del nuevo acceso a la ciudad; por eso lleva su nombre y se ve su escudo de armas labrado en piedra sobre la puerta, así como un busto de bronce a la entrada.

Pero los usos del palacio aún habrían de ser más variados con el tiempo. En 1837, durante la epidemia de cólera que azotó la isla, se habilitó como hospital y desde entonces ésa fue su función, primero para el ejército británico (1860) y luego como sanatorio para tuberculosos con financiación del duque de Connaught -que también le dejó su nombre temporalmente- e inauguración del mismísimo Eduardo VII (1909).

A mediados de los años sesenta surgió la idea de albergar en el edificio el Museo de Historia Natural. Lamentablemente, había importantes desperfectos ocasionados por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y hubo que esperar hasta terminar los arreglos. Por fin, el 22 de junio de 1973 abrió sus puertas el museo con la misión de reunir, ordenar y ofrecer al público el patrimonio natural y biológico de Malta.

Ordenado temáticamente (Evolución, Mamíferos, Insectos, Aves y Ecosistema Marino), reúne una magna colección de decenas de miles de piezas, entre las que hay que contar 10.000 minerales, 3.500 pájaros con sus nidos y huevos, 200 mamíferos, 200 peces y más de un un millar de artrópodos, así como fósiles, una biblioteca de Ciencias Naturales y dos importantes secciones de Geología y Paleontología. El conjunto incluye las colecciones particulares de Giuseppe Despott, Mizzi y el presidente Mammo.

Foto: Jennifer Morrow en Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here