Practicar golf en Malta

0
1.295 views

El golf se está postulando como una de las atracciones turísticas más de moda y, atentos a esta tendencia, queremos incorporarla a las posibilidades de quienes elijan Malta para viajar. El espacio limitado de las islas no permite crear una red de campos pero eso no quiere decir que los aficionados a este deporte se queden sin practicarlo.  Sólo hay un campo de golf pero es suficiente para cubrir la demanda, tanto de nativos como de turistas.

Making golf accesible! dice el lema de la Malta Golf Association, constituida en 2006 a partir del Real Club de Golf de Malta. Éste fue fundado en 1888 -es uno de los más antiguos del mundo- por un grupo de aficionados que aprovecharon el apoyo brindado por el duque de Edimburgo durante una visita. En 1904 se inauguró su sede actual -hasta entonces se jugaba en los fosos de las murallas de La Valletta– de Aldo Moro Street, en la localidad de Marsa, a unos 4 kilómetros al sur de la capital.

Forma parte del Marsa Sports Club, un complejo también dotado de completas instalaciones para otros deportes: hipódromo, campos de rugby, fútbol, cricket y béisbol, 2 canchas de baloncesto y 30 de tenis, bolera, piscina… Todo ello rematado con el Estadio Atlético Nacional y un restaurante.

El campo de golf, que tiene un sistema especial de irrigación para garantizar que se mantenga verde, ha pasado de los 9 hoyos originales a 18. Algunos son especialmente difíciles por los vientos, como los de par 5 o 4; otros han alcanzado cierta fama local, como el 6º, al que los socios han puesto incluso nombre: el Dormitorio de la doncella.

Siempre hay disponible un monitor miembro de la PGA (Asociación de Golfistas Profesionales) para ayudar a mejorar el hándicap o aprender en algún curso. Y si estáis de vacaciones en Malta y sois aficionados el club os ofrece la posibilidad de un abono semanal con alquiler de palos. El precio depende de si es temporada alta o baja, además el número de hoyos que queráis hacer.

Otra opción es la combinación de la práctica de este deporte con otras actividades, como el golf + inglés que ofrecen algunas academias. Y a quien le quede grande, siempre puede recurrir al sencillo y entretenido minigolf, pues el Marsa Sports Club también dispone de un campo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here