Qué hacer en Malta en 48 horas

0
515 views

que hacer en malta en un fin de semana

¿Viajas a Malta y sólo vas a estar un fin de semana? No te preocupes, porque el reducido tamaño del destino permite que los principales atractivos puedan ser visitados en 48 horas. 

En Descubre Malta te queremos facilitar la labor de organización del viaje y por ello te hemos preparado un pequeño planning indicándote aquello que no has de perderte en tu fin de semana en Malta. ¡Toma nota de qué hacer en Malta!

Día 1: norte de Malta

La mejor forma de desplazarse por Malta es con un coche alquilado o en autobús. Los autobuses públicos permiten desplazarse por cualquier lugar de la isla por sólo dos euros y los billetes son válidos durante tres horas. Un viaje en autobús “hop on hop off” también es una buena opción para conocer lo indispensable de Malta.

Mañana: En Mellieha, al norte de la isla, se encuentra Ghadira Bay, una de las playas de arena más grandes y populares de Malta, y un lugar ideal para practicar deportes acuáticos, como buceo y snorkel, parapente y ski. Un poco más al norte, en Marfa Ridge, se encuentra la Torre de Santa Águeda, también conocida como la Torre Roja, la cual fue construida en 1649. Un camino sinuoso te llevará desde la bahía al pueblo de Mellieha, donde encontrarás una gran cantidad de tiendas, el Santuario de la iglesia Parroquial de Our Lady y muchos restaurantes donde degustar la deliciosa gastronomía maltesa.

Tarde: Un corto trayecto desde Mellieha te llevará directamente a St. Paul’s Bay, repleto de tiendas, lugares para comer y disfrutar de un maravilloso paseo al tiempo que disfrutas de un rico helado. Las áreas de Bugibba y Qawra están a corta distancia una de la otra, y en el camino puedes pararte por el Acuario Nacional de Malta. En Qawra, más tranquila, podrás visitar el Museo del Automóvil Clásico.

Noche: Por la noche, te invitamos a dirigirte a Mosta, famosa por su enorme cúpula sin soporte y por ser el lugar donde cayó una bomba de la Segunda Guerra Mundial sin explotar. Explora sus estrechas y sinuosas calles, plagadas de casas tradicionales maltesas, y disfruta de una rica cena en alguno de los restaurantes populares de la localidad. Después, te animamos a visitar alguno de los talleres de artistas locales que abren hasta entrada la noche.

Para un plan diferente, visita Mdina, la “Ciudad del Silencio”, por la noche. Hermosamente iluminada, esta ciudad amurallada te recibirá a través de sus puertas para sorprenderte con la belleza de sus callejuelas.

Día 2: sur de Malta

Mañana: Una excelente opción para pasar la mañana en Malta es Marsaxlokk, el pueblo pesquero más grande de Malta. En él, tiene lugar a diario un mercado al aire libre, donde es posible adquirir todo tipo de productos del mar y souvenirs malteses. Los domingos, eso sí, el mercado está dedicado prácticamente en exclusiva al pescado recién capturado, el cual es después servido en los muchos restaurantes situados a lo largo del puerto. Marsaxlokk es conocido, también, por la hermosa estampa que ofrecen sus coloridos luzzus (barcos de pesca típicos malteses) y por St. Peter’s Pool, una piscina natural de agua salada emplazada a poca distancia, muy apreciada entre los malteses para darse un baño.

Tarde: Zejtun es un excelente destino para conocer de primera mano lo que es la tranquila vida de un pueblo maltés. Allí puedes visitar la iglesia de Santa Catalina. Construida en torno a 1692, este templo barroco es conocido como la “catedral del sur”. En Zejtun tiene lugar, cada año, un conocido festival dedicado íntegramente al aceite de oliva, ya que es uno de los centros más antiguos de producción del “oro líquido”.

Noche: Por la noche, puedes dirigirte a Senglea, una de las Tres Ciudades, cuya península se extiende hacia el Gran Puerto. Desde allí podrás admirar sus fantásticas vistas sobre toda Valletta. Levantada en el siglo XVI, Senglea aún conserva numerosos edificios de la era de los Caballeros de San Juan, que ilustran el esplendor de la época.

Otra buena opción para culminar estas 48 horas en Malta es pasar la última noche en Valletta, la capital. La ciudad cuenta con una gran oferta de restaurantes, bares de copas y vinotecas para todos los gustos y bolsillos. Además, durante las horas nocturnas, presume de una belleza especial, con las aguas del Gran Puerto reflejando las luces de las Tres Ciudades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here