Malta y su cocina, próximo destino estrella en el Mediterráneo para foodies

0
87 views

Malta cocina

¿Estás planeando un viaje a Malta y te consideras un amante de la gastronomía? Si es así, te interesará lo que te contamos en este post. ¡Sigue leyendo!  

Como ya te hemos contado en más de una ocasión en el blog, Malta tiene un encanto extraordinariamente único por la combinación de su cautivadora historia, sus impresionantes costas y aguas, y su gente maravillosamente carismática y hospitalaria. Además de ser uno de los países más cosmopolitas y vibrantes de Europa, el archipiélago maltés está posicionándose fuertemente en la escena culinaria internacional, gracias a su cocina, que está viviendo una etapa muy emocionante y efervescente en muchos sentidos. Te explicamos por qué has de dar especial importancia al apartado gastronómico en tu viaje a Malta.

Como sabes, la influencia de los diferentes pueblos que han habitado el país se ve claramente en los sabores de la gastronomía maltesa, cuyos platos presentan toques italianos, franceses, ingleses y árabes. Esto, sumado al amor de los malteses por los productos del mar y la tierra y su afición por agasajar a sus comensales, hace que disfrutar de la buena cocina sea una de las experiencias imprescindibles en todo viaje a Malta. 

Es este maravilloso crisol culinario el que conforma la próspera escena gastronómica del país, que atrae el interés de cada vez más viajeros foodies. Y es que la cocina maltesa ofrece sabores para todos los paladares, por lo que no es difícil sentirse en seguida seducidos por ella.

¿Y qué ha de degustar el viajero cuando visita Malta por primera vez? El chef Stefan Hogan, del Corinthia Hotel & Spa, recomienda algunos platos para obtener una experiencia completa en Malta, como el tradicional estofado de conejo maltés, considerado como el plato nacional, así como los caracoles, con mucho aceite de oliva y ajo, dos sabores típicamente mediterráneos.

Otro producto que no se ha de pasar por alto son los famosos gbejniet, o quesos de leche de oveja típicos malteses. Si bien consta de pocos ingredientes, se trata de una receta increíblemente laboriosa, que suele ser realizada artesanalmente por familias de ganaderos que se han dedicado a ello durante generaciones. Este sabroso queso se encuentra presente en prácticamente cada comida en Malta, en diferentes variedades.

La abundancia de marisco en los menús malteses hará vibrar a los aficionados a estos sabores. Y es que, en cualquier comida en Malta, se espera que haya no pocos productos del mar, que forman parte integral de la cultura gastronómica del país. Si quieres degustar el mejor marisco y pescado, dirígete al encantador pueblo de Marsaxlokk. Ubicado en la región sureste de Malta, no sólo es conocido por ser el lugar donde comer el marisco más fresco, sino también por tratarse de uno de los lugares más hermosos de toda Malta, con sus luzzu o barcos de pesca tradicionales, cargados de vistosos colores.

Cualquiera de los restaurantes en Marsaxlokk te ofrecerá un servicio más que excelente, pero si tenemos que recomendarte uno, te sugerimos Ta’Victor. Antiguo y pintoresco, ofrece algunos de los platos de marisco maltés más auténticos, todos ellos servidos con la generosidad típica que se espera en Malta. Su propietario, el chef Victor, varía su menú cada día en función de lo faenado por los pescadores, para después prepararlo él mismo con sumo mimo para sus fieles comensales. Ta’Victor representa un ejemplo clásico de la hospitalidad maltesa, con el chef dando la bienvenida a cada cliente en su restaurante, brindándoles una experiencia gastronómica verdaderamente individual y única.

Otro aspecto destacado de la gastronomía maltesa son los productos de panadería. Son innumerables las bakeries que salpican las calles de Malta, con deliciosos productos que hacen la boca agua de todo aquel que los olfatea. El pan tradicional maltés, de nombre hobza, se caracteriza por ser muy crujiente y esponjoso al mismo tiempo. Las mañanas en Malta comienzan con un café y una rebanada de este pan, que ha de ser fresco. Asimismo, tampoco ha de dejar de probarse la ftira o pizza típica maltesa, si bien la gran estrella de las panaderías maltesas son los pastizzi. No puedes irte de Malta si haber degustado estos deliciosos bocados de hojaldre tradicionalmente relleno de queso ricotta y guisantes, si bien hoy en día existen otras variedades.

Foto: Ta’Victor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here