Actividades para realizar en Malta

0
103 views

Rodeada por las cristalinas aguas del mar Mediterráneo y repleta de hermosos paisajes escarpados, Malta es perfecta para las personas que aman practicar actividades al aire libre. Si tú eres de esos que no se conforman con pasar el día tumbado tomando el sol, toma nota de algunas de las actividades que puedes realizar en Malta.

Escalada en roca: Los riscos de piedra caliza y los escarpados acantilados marinos de Malta, Gozo y Comino se presentan como un verdadero paraíso para los amantes de la escalada, que viajan de todos los rincones de Europa para enfrentarse a sus vías (más de 1.300, según el último recuento). Estas varían en dificultad y ángulo, desde algunas más sencillas, aptas para principiantes, hasta otras que sólo los más expertos se atreven a hacer, como la Chalice of Malice y la Red Wall.

Ciclismo: Malta también es perfecta para ser recorrida en bicicleta. El encanto de sus caminos rurales, revestidos de piedra rústica, sumados a las cortas distancias entre las poblaciones maltesas, presentan el escenario perfecto a atravesar sobre dos ruedas.

Tiro con arco: No es de extrañar que, en Malta, existan excelentes escuelas de tiro con arco, teniendo en cuenta la rica historia militar del país, que se remonta a la Edad Media, cuando fue invadido por los árabes y normandos. Algunas de estas escuelas, como Falcon Archery, enseñan, incluso, tiro con arco tradicional. Si decides realizar el curso básico de dos horas de duración, ¡obtendrás un certificado que podrás llevarte como recuerdo de tu viaje a Malta!

Senderismo: Impresionantes panorámicas de un Mediterráneo resplandeciente, rebaños de ovejas que pacen pacíficamente en las laderas y pueblos pintorescos que apenas han cambiado en cientos de años, son los paisajes más comunes que puedes hallar practicando senderismo en Malta. Te recomendamos, especialmente, la caminata que va desde Marsascala hasta la bahía de Marsaxlokk, la cual te descubrirá magníficas playas a las que no se puede acceder en vehículo, o el paseo de Ta’Cenc, en Gozo, que ofrece increíbles vistas sobre el mar.

Equitación: Pasear a lomos de un caballo a lo largo de playas y caminos frondosos es otra emocionante manera de disfrutar de la naturaleza virgen de Malta. No dejes de dar un paseo al atardecer por los acantilados de Golden Bay, observando cómo el sol se sumerge en el mar.

Navegar: Si siempre te has imaginado como un capitán surcando los mares, has de saber que Malta es un excelente lugar para aprender a navegar. Y es que, al ser una nación insular, no faltan las escuelas de vela. Puedes unirte a un curso corto de dos días con Malta Sailing Experiences para familiarizarte con lo básico, o bien participar en otro más largo que incluye paseos alrededor de la isla.

También es bueno saber que, en Malta, es posible alquilar yates o barcos de vela durante una jornada o media jornada, con servicio de patrón incluido, caso en el que no tengas el permiso de navegación. Una vez a bordo, aprovecha para dirigirte a Tlett Hofriet; en el sur de Malta, estas hermosas bahías se encuentran ocultas por deslumbrantes acantilados blancos, a los que sólo se puede acceder por mar.

Nadar: Cuando la temperatura sube, no hay nada como un buen baño para refrescarse. Para ello, te recomendamos dirigirte a L Ahrax Mellieha, una piscina natural tallada en la roca por la erosión del mar durante siglos. Tampoco pierdas la oportunidad de darte un chapuzón en el espectacular Mar Interior de Gozo, conectado con el Mediterráneo a través de una ventana en la roca.

Kayak: Navegar en kayak a través de las aguas de Malta es una experiencia de lo más gratificante, ya que permite explorar las numerosas cuevas de piedra caliza del archipiélago y sus playas escondidas, al tiempo que se disfruta de la sensación de encontrarse en aguas abiertas. Alquilar un kayak en Malta es muy sencillo; en muchas playas y centros turísticos tendrás la oportunidad de hacerlo. Otra buena opción es contratar un tour privado con un guía profesional, que te llevará a los mejores y más bonitos enclaves a través de la costa de Malta.

Moto acuática: Si prefieres explorar la costa de Malta a tope de adrenalina, alquila un jet ski. Y es que, surcar las aguas a altas velocidades es siempre de lo más emocionante; si a esto le añades el plus que supone recorrer las playas y cuevas aisladas de Malta, la diversión está asegurada. Puedes unirte a un recorrido en jet ski con un guía experimentado, o simplemente disfrutar de las bahías maltesas en tu propia moto acuática.

Buceo: A menudo elegida como uno de los mejores destinos del mundo para la práctica del buceo, Malta es una visita obligada para cualquier persona aficionada a este deporte. El Blue Hole, al oeste de Gozo, es uno de los puntos de inmersión más populares del archipiélago, dada la riqueza de la fauna y flora marinas que habitan en el lugar. Si te gustaría probar el submarinismo, pero aún no te has sacado el PADI, Malta también es un excelente lugar donde hacerlo, gracias a los numerosos puntos de inmersión para principiantes y a las excelentes escuelas de buceo que podrás encontrar en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here